in

La reventa ya no es negocio 😓

El divorcio entre la Tricolor de Quinteros y los capitalinos es profundo. La reventa, que hacía su agosto ante, ahora se come la camisa.

Son días grises para trabajar de revendedor de entradas para ver a la Tri. Lo que antes era un negoción, ahora luce ya como una mala idea. Los comerciantes informales lucen desesperados a las afueras del Atahualpa, usando estratagemas para no perder tanto.

Hasta la tarde de este lunes, en las afueras del Olímpico se encontraban Generales (que originalmente cuestan 22 dólares) en 15. Precisamente esta localidad ya no hay disponible en los puntos de venta designados por la FEF, lo cual las vuelve un bien muy preciado para los aficionados que aún quieren ir a alentar a la Tricolor.

Además, se pueden encontrar Preferencias en 20 dólares y Tribunas por 45. En diálogo con este medio, un comerciante informal, que prefirió no identificarse, confesó que confiar en la Selección esta vez les resultó un tiro por la culata, y que espera recuperarse con la reventa de las entradas de los conciertos de Aerosmith y Bruno Mars que se avecinan.

Las autoridades, por otro lado, esperan que este fenómeno que sucede con la reventa no sea contraproducente como pasó con Colombia en el combo pasado. Según Nicolás Vega, gerente de AFNA, se estima que en marzo pasado estuvieron cerca de 15.000 colombianos en el Atahualpa, siendo que la localía dejó de pesar demasiado.

Ecuador sobrevive al ridículo 😡

¿Felipao festejará su cumple? 🎁