in

Bye Bye Rusia…

Ecuador entró a la cancha del Arena Do Gremio con mucho orden táctico. Tal cual como pasó en Argentina al inicio de las Eliminatorias, el equipo de Quinteros sumó hombres en el mediocampo para colapsar al rival.

Gaibor fue el eje estratégico de Ecuador. El centrocampista de Emelec fue el catalizador entre defensa y ataque, salida rápida y hacia las bandas fue la tónica. Brasil tuvo poco espacio, Neymar no pudo jugar libre.

A medida que transcurrió el tiempo, Ecuador se las arregló para custodiar bien el arco de un Banguera que, fiel a su estilo actual, zanjó cualquier chance con seguridad sin dar rebotes. Ramírez y Velasco estuvieron bien por las bandas.

El cierre de los primeros 45 minutos fue intenso. Ecuador se animó a ir al campo contrario. Antonio Valencia fue clave para romper líneas, pero la asistencia de sus compañeros fue apenas y perceptible.

Brasil arrancó entonado el segundo tiempo. Willian y Neymar se juntaron en más de una oportunidad, pero Ecuador encontró la manera de aguantar el primer aluvión. Arboleda y Ramírez estuvieron siempre prestos para defender.

Sin embargo, con el pasar de los minutos, la escalda de Brasil desbordó a nuestro seleccionado. En una jugada de desconcentración pura, llegó solo Paulinho en el área y fusiló a Banguera para el 1 por 0.

Con la Tricolor necesitada de salir a la contra, Brasil encontró los espacios que no había tenido. En una jugada de fantasía, entre Gabriel Jesús y Coutinho bailaron al fondo nacional y convirtieron un gol de antología para el 2 a 0.

Sobre el final, Ecuador tuvo una tibia reacción que le sirvió de poco. El orden quedó atrás y la selección rendida ante un rival muy superior. El martes contra Perú, el equipo de Quinteros se juega sus últimas chances de soñar con Rusia.

Gris igualdad

Perú ganó y se motiva